Entrenar con un entrenador personal tiene los siguientes beneficios:

1. Planes de entrenamiento físico totalmente personalizados de manera sistemática, ordenada y segura dependiendo de los objetivos y necesidades de cada cliente (composición corporal, deporte practicado, sexo, nivel experiencia, etc) no son las mismas rutinas para todos y con modificaciones sin control o cuando el aburrimiento asoma).

2. Evaluaciones iniciales de la condición física para prescribir el ejercicio adecuado, así como valoraciones periódicas para controlar las mejoras conseguidas.

3. Cada persona es única y especial (composición corporal, biotipo, metas, experiencia, psicología, etc) y como tal necesitas un entrenamiento adaptado y exclusivo para ti.

4. Un entrenador personal te ayudara día a día a conseguir tus objetivos de manera progresiva y sin prisas (en el ámbito de la salud fundamentalmente), motivándote y apoyándote en cada paso a delante que des, fortaleciéndote no solo a nivel físico, sino también mental. Serás una persona más segura de ti mismo, dejando atrás esos miedos que te impiden realizar deporte o mostrarte ante los demás.

5. Monitorea detalladamente la intensidad, volumen, tiempos de recuperación y cargas para hacer ajustes a los planes para que el cliente siempre esté mejorando, con motivación constante y supervisión de lesiones durante todo el entreno.

6. Es imposible que un monitor de un centro deportivo (en el que hay 50-100 personas a su cargo), te preste la atención que necesitas, por lo que disminuye los resultados, y aumentan ostensiblemente los riesgos de lesión.

7. Te propondrá nuevas formas de entrenamiento, validadas a través artículos científicos recientes. La ciencia avanza y lo que hoy es válido mañana puede no serlo, o al contrarioempujando rueda

8. Conseguirás el cuerpo que desees, si prefieres un cuerpo voluminoso tipo culturista lo conseguirás, al igual que  si prefieres un cuerpo más denso tipo fitness, tu eres quien decide. Esto es prácticamente imposible en el entrenamiento tradicional ya que todos los métodos de entrenamiento y las rutinas estándarizadas que se utilizan sin individualización, llevan a los cuerpos voluminosos con falta de flexibilidad, resistencia, etc, o con rápida pérdida de masa muscular al abandonar la práctica.

9. Te centras solo en tu entrenamiento, no en lo que hagan los demás. Eres tú y tu entrenador. No te compares con los demás. Compárate con la persona que eras ayer.

10. Las clases colectivas son altamente lesivas para los principiantes o poco beneficiosas para los avanzados, al estar compuestas por grupos de nivel muy heterogéneo, imaginarse dar al mismo tiempo una clase de matemáticas a personas de primaria-eso-bachiller, ridículo ¿verdad?

11. El tiempo y el esfuerzo para conseguir objetivos es más cortó si se compara con los métodos tradicionales, ya que se aprovecha al máximo el tiempo invertido en el entrenamiento.

12. En los casos donde el cliente desea que el entrenador vaya a su casa o un parque cercano, playa, etc, no tiene que perder el tiempo en desplazamientos, ya que elige la ubicación que le sea más cómoda ahorrando tiempo y dinero.

13. El entrenador personal puede atender de manera específica ciertas situaciones como personas que tienen una enfermedad crónica (enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, artritis, hipertensión, diabetes, entre otras) ya que este tipo de población no deben someterse a los planes de ejercicio y clases diseñadas exclusivamente para la población sana en la mayoría de centros deportivos.

14. Otros de las ventajas es la de realizar ejercicio al aire libre, disfrutando de la naturaleza sin el agobio del gimnasio (salimos de las 4 paredes de casa para volver a encerrarnos), donde todo es muy monótono y sin poder realizar los ejercicios lo tranquilamente que quisieras, pudiendo realizar un entrenamiento mucho más variado en el aire libre.

15. Además respirarás aire limpio y obtendrás los beneficios del sol (vitamina d) y no tendrás que soportar el olor a sudor que a veces inunda los gimnasios.

Recuerde que la mejor inversión que usted puede hacer es en su cuerpo, mejorando paralelamente su mente y espíritu.