A continuación, expondré a rasgos generales las recomendaciones actuales de actividad física y reducción del sedentarismo, destacando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM).

Numerosos estudios científicos demuestran la importancia tanto de realizar actividad física como de reducir el sedentarismo, (en posteriores post tratare mas a fondo la diferencia existente entre estos dos términos), ya que ambos factores tienen una influencia clara en la mejora de la salud, en la prevención de las enfermedades crónicas y, por tanto, en la calidad y la esperanza de vida de la población.

La inactividad física es actualmente el cuarto factor de riesgo de mortalidad más importante en todo el mundo, sólo por detrás de la hipertensión, el consumo de tabaco y la hiperglucemia. Es importante que la ciudadanía sea consciente de las consecuencias que tienen esta inactividad  y el sedentarismo.

Las recomendaciones que expondré a continuación, se dirigen a toda la población y a profesionales de los sectores sanitario, deportivo y educativo, fundamentalmente, que a su vez podrán reforzar la difusión y cumplimiento de dichas recomendaciones.

Es importante señalar que las recomendaciones de Actividad Física proponen el mínimo necesario para obtener beneficios para la salud; no obstante, un nivel mayor de actividad  física puede producir beneficios adicionales. Para los muy inactivos aumentar el nivel, aún por debajo de estas recomendaciones, también puede producir beneficios aunque es recomendable que, de forma gradual, se alcancen los mínimos propuestos.

INFANCIA Y ADOLESCENCIA

Ser activo físicamente durante la infancia y adolescencia no sólo es importante para la salud de ese periodo vital, sino también para mantener una buena salud durante todo el curso de la vida. La realización de actividad física en la infancia hará que los niños y niñas se sientan competentes en sus habilidades físicas y, probablemente, hará que sean más activos durante la edad adulta.Las personas adultas son modelos a seguir para quienes tienen a su cargo, por lo que sus hábitos diarios, incluida la práctica de actividad física, tienden a ser transmitidos. Por esto es muy recomendable que se fomente el juego en familia, que padres y madres jueguen con los más pequeños y que realicen actividades conjuntas.

  • RECOMENDACIONES DE ACTIVIDAD FÍSICA, SEDENTARISMO Y TIEMPO DE PANTALLA PARA MENORES DE 5 AÑOS:

Las  recomendaciones  para  este  grupo  de  edad,  al  tener  cada  niña  y  niño  un  desarrollo diferente, se establecen en función de si han comenzado ya a caminar o no.

  • Promover que sean físicamente activos durante al menos 180 minutos al día (3 horas), distribuidos a lo largo del día, incluyendo todo tipo de actividad física:
  • Reducir los periodos sedentarios prolongados: Minimizar el tiempo que pasan sentados o sujetos en sillas, carritos o balancines, cuando están despiertos, a menos de 1 hora seguidas.
  • Reducir los periodos sedentarios Se recomienda no dedicar más de 1 hora seguida, cuando están despiertos, a actividades sedentarias como estar sentados o sujetos en sillas, carros o balancines, o ver la televisión, jugar con el teléfono móvil, ordenador, videojuegos, etc.
  • RECOMENDACIONES   DE   ACTIVIDAD   FÍSICA,   SEDENTARISMO   Y   TIEMPO   DE PANTALLA PARA INFANCIA Y ADOLESCENCIA ( DE 5 A 17 AÑOS):
  • Realizar al menos 60 minutos (1 hora) al día de actividad física moderada* a vigorosa**; estos 60 minutos pueden alcanzarse también sumando periodos más cortos a lo largo del día.
  • Incluir, al menos 3 días a la semana,
  • actividades de intensidad vigorosa y
  • actividades de fortalecimiento muscular y de mejora de la masa ósea que incluyan grandes grupos
  • Reducir los periodos sedentarios prolongados:
  • Limitar el tiempo frente a la televisión u otras pantallas (móviles, videojuegos, ordenadores, ) con fines recreativos a un máximo de 2 horas al día.
  • Minimizar el tiempo de transporte motorizado (en coche, en autobús, en metro) y fomentar el transporte activo, recorriendo a pie o en bici, al menos parte del
  • Fomentar las actividades al aire libre.

¡IMPORTANTE!:Los padres, madres o tutores tienen que ser conscientes de que, al llegar a la adolescencia, los niños y niñas, por lo general reducen su actividad física. Esto es muy importante, sobre todo en las adolescentes, que tienen niveles de actividad física muy por debajo de lo recomendado para su edad. Por lo tanto, los padres, madres o tutores vuelven a jugar un papel de vital importancia en promover y facilitar oportunidades para la realización de actividad física apropiada para cada edad.  Al hacerlo, ayudan a sentar una base importante para la actividad física que promueve la salud de toda la vida.

Para terminar, nunca por favor, nunca, castigues a un niño o adolescente que realiza ejercicio físico, a no realizarlo. No lo castigues con aquello que le da salud.Es habitual por ejemplo, castigar a los hijos sin ir a practicar su deporte favorito, castigadolos por ejemplo sin salir de su cuarto toda la tarde. El niño o adolescente se lleva toda la tarde con el móvil, la tele o la videoconsola.

¿No seria mejor que el castigo fuese al contrario? 

 

En el proximos post, pasare a exponer las recomendaciones en edad adultos y mayores.

 

 

Alejandro Pérez Romero. 
Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. 
          Máster en Actividad Física y Salud.
Colegiado 60456 en el Ilustre Colegio Oficial de Licenciados en
Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de Andalucía (COLEF).
Recomendaciones Actividad física y reducción sedentarismo en infantiles y adolescentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *