El futuro del entrenamiento personal va hacia la ¡videollamada!

En los tiempos que corren, el realizar entrenamiento de fuerza se esta convirtiendo cada vez más en un problema.El ejercicio aeróbico, coger la bici, ir a correr, entre otros, en los tiempos actuales no tiene tantos inconvenientes como el entrenamiento de fuerza.

Los centros deportivos han visto reducida su afluencia a niveles mínimos ya que el riesgo y el miedo a un posible contagio aumenta en un lugar cerrado, el contacto con maquinas utilizadas por otras personas, redución en la disponibilidad de maquinas para permitir las medidas de seguridad, la obligación de realizar el entrenamiento con mascarilla, limpiando cada máquina después de ser utilizada reduciendo el tiempo efectivo de entrenamiento, etc.

En cuanto al entrenamiento personal presencial, el miedo también existe.Entrenar en la calle conlleva tener que realizarlo con mascarilla en la mayoría de las ocasiones, teniendo que guardar igualmente las medias de seguridad e higiene, materiales que se deben limpiar constantemente, provoca que las personas sean reacias a realizarlo. Otra opción es la de realizarlos en casa, pero igualmente las medidas de seguridad deben ser utilizadas, en donde ademas,puede generar miedo el que acceda a casa el entrenador sin conocer el estado de salud o de higiene que tiene, unido a que las temperaturas actuales no ayudan a realizar los entrenamientos en sitios cerrados a no ser que se disponga de aire acondicionado.

Es por ello que los entrenamientos personales por videollamada pueden ser una herramienta excepcional para seguir realizando los entrenamientos con higiene, distanciamiento social, sin la mascarilla y lo que es aun mas importante ante un hipotético nuevo confinamiento, poder seguir con los entrenamientos sin ningún problema.

No obstante, están proliferando muchos instagramer con entrenamientos personales por videollamada o mejor dicho grupales, algunos de ellos incluso gratuitos. Recordar siempre que un entrenamiento personal primeramente debe ser impartido por alguien profesional y cualificado, y segundo que como su nombre indica, debe ser personalizado. Un entrenamiento realizado por videollamada que lo están realizando miles de personas al mismo tiempo, tiene de todo menos personalización.

Siendo coherentes, un entrenamiento presencial siempre va a ser más eficaz que uno por videollamada, pero un buen entrenamiento personal realizado por videollamada también puede serlo, y indudablemente debe ser algo más económico que uno presencial.

En resumen, los tiempos cambian, y hay que renovarse, tanto entrenadores personales como la clientela. Los entrenamientos mediante videollamada es una buena opción en los tiempos actuales de seguir manteniendo los entrenamientos de fuerza de manera eficaz, permitiendo el vinculo entrenador personal-cliente, con todas las medidas preventivas que el COVID-19 requiere.

 

Alejandro Pérez Romero. 
Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. 
          Máster en Actividad Física y Salud.
Colegiado 60456 en el Ilustre Colegio Oficial de Licenciados en
Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de Andalucía (COLEF).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*